Leyendas de amores prohibidos en la Región de Murcia

Leyenda del Cejo de los Enamorados (Lorca)

Bajo los muros del Castillo de Lorca, se halla una pequeña balsa cuadrada. La leyenda dice que está encantada por una bella princesa mora, Halewa.

En la noche de San Juan, el encantador fantasma de la princesa aparece con deseos de contar su triste historia, a todo aquel que por allí pasee.

Halewa, era una joven de gran belleza que cautivó con sus ojos negros, al noble caballero Meruan con quien vivía en silencio su amor.

Pero un día, el destino los separa, pues el caballero cristiano es enviado al Castillo de Xiquena.

Cuando el caballero iba a partir, Halewa se quitó una cinta verde de su tocado, y se la dió al caballero para que ésta, siempre fuese con él como símbolo de su amor. 

Sin embargo, los amantes podían verse a menudo, debido a la cercanía del Castillo de Ximena con el Castillo de Lorca.

El caballero, se colaba en la habitación de la princesa y daban rienda suelta a su amor hasta el alba, momento en el cual el caballero se deslizaba por una cuerda de seda, por la ventana del dormitorio, dejando un beso sobre la mano de su amada mientras la princesa le prometía amor eterno.

Pero otro hombre disputaba el amor de la bella princesa. Éste no era otro que Abu Hassam ben Elisa, que poseía el afecto y la confianza del padre de la princesa.

Un día, el padre de la princesa, se marcha a Almería dejando el Castillo de Lorca al cuidado de Hassam. Pronto es anunciada la muerte del rey y Hassam prepara la boda con la princesa. Pero éste, conocía el amor de la princesa por Meruam por lo decide urdir un plan para darle muerte y así no tener rival.

Hassam escribe una carta para Meruam haciéndose pasar por la princesa, dándose cita en un lugar que hoy es conocido con el nombre del Cejo de los Enamorados.

Cuando Meruam llega al lugar, es emboscado por Hassam y se produce una feroz lucha. Meruam, estaba perdiendo la batalla y viendo que iba a morir, decide arrojarse por el precipicio. La princesa, corría hacia donde se estaba desarrollando la lucha cuando escuchó el último grito de su amado. Al llegar al lugar, solo se encontraba Hassam, quien le pidió matrimonio. La princesa, rechazó la propuesta del principe y éste, lleno de ira le dijo a Halewa que la convertiría en la esclava de su primera mujer.
Fue entonces cuando Halewa vió la cinta verde que le había dado a su amado ensangrentada, al borde del precipicio y rota de dolor se lanza al vacío para encontrarse con su amado en la muerte.

En ese momento, un hechicero que acompañaba a Hassam lanzó una maldición para que la joven vagara por el Castillo, permaneciendo encantado hasta la muerte del último de los descendientes de Hassam.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Top

Login


Create an Account!
Forgot Password?
Registration is disabled.

Want to Login?

Forgot Password?